La prevalencia de bocio en el área Mancha Centro es de las más bajas del país

Solo el 8,5% de los niños presentaba este trastorno

Autores tesis bocio Mancha Centro

Autores tesis bocio Mancha Centro

Así lo pone de manifiesto la tesis doctoral de la pediatra del Hospital de Alcázar de San Juan Ana Muñoz Serrano.

Los resultados han sido obtenidos tras explorar a más de mil niños de 6 a 12 años de 20 colegios de la zona de influencia

La frecuencia de bocio en los escolares del área sanitaria Mancha Centro es del 8,5%, siendo la más baja de los estudios españoles realizados hasta el momento.

Así lo pone de manifiesto la tesis doctoral de la pediatra del Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Ana Muñoz Serrano, presentada el pasado mes de mayo en la Universidad de Córdoba, y con la que obtuvo la máxima calificación académica (sobresaliente cum laude).

La tesis ha sido elaborada con niños de edades comprendidas entre los 6 a 12 años de los municipios pertenecientes al área de referencia del Hospital Mancha Centro.

Los resultados muestran que la frecuencia de bocio (un agrandamiento de la glándula tiroides que puede ser un signo de un funcionamiento inadecuado de ésta glándula) es del 8,5%, actualmente la cifra más baja publicada entre los estudios españoles realizados hasta el momento.

Para obtener este dato, se han estudiado 1.118 niños procedentes de 20 centros escolares del área sanitaria seleccionados mediante un complejo muestreo aleatorio. Los niños fueron explorados por dos pediatras experimentados que además recogieron los hábitos nutricionales de los niños para comprobar el posible origen del bocio.

Y es que el bajo consumo de sal yodada y de otros alimentos ricos en este mineral, como los pescados, pueden jugar un papel determinante entre los casos detectados de bocio.

Este estudio además midió los niveles de yodo en orina de los niños, con unos resultados que indican que la ingesta de yodo en este grupo de población escolar en el área sanitaria es la adecuada.

Este trabajo cuenta con el apoyo de la Fundación de Investigación de Castilla-La Mancha y fue dirigido por el especialista en endocrinología Abel González González, en colaboración con la Unidad de Apoyo a la Investigación del Hospital Mancha Centro.

Los primeros resultados del estudio han sido publicados en la principal revista española de Pediatría (‘Anales de Pediatría’) y en la actualidad se están elaborando varios manuscritos para ser enviados a revistas nacionales e internacionales.

http://www.castillalamancha.es

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Hospital, Mancha Centro

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s