Artículo de la Sociedad Cervantina del lugar de don Quijote: El Lugar elegido por Francisco Parra Luna (2)

Plano incluido en las respuestas de Villanueva de los Infantes en 1575

Plano incluido en las respuestas de Villanueva de los Infantes en 1575

“Para comenzar, el método a seguir se fundamentará en once hipótesis de trabajo iniciales que habrá que proceder a aceptar o rechazar, Quijote en mano, y bajo una irrenunciable vocación de descubrir el «lugar» cualquiera que éste resulte…” (El lugar de la Mancha es … – El Quijote como un sistema de distancias/tiempos)

En el artículo anterior queda evidenciado, “Quijote en mano”, que el lugar de don Quijote de la Mancha, no se encuentra en el Campo de Montiel, un distrito o parte de la Mancha. Pero si muy cerca de él, casi en sus límites, para que al poco de salir de su pueblo, don Quijote, ya anduviese cabalgando por  él. Tener que “acertar”, en su segunda salida ya con Sancho, en el camino y dirección de salida de su lugar para volver a estar en el Campo de Montiel, como en su primera salida, es concluyente. Como aclaraba, si el lugar de don Quijote estuviese en el Campo de Montiel, no haría falta “acertar” en el camino a tomar saliendo de él para encontrarse en él.

Esta parte del Quijote, esta frase del Quijote, o no la han leído este equipo dirigido por el señor Parra Luna, o les incomoda tanto que Cervantes la hubiese escrito que se “olvidan” de ella deliberadamente para no usarla como hipótesis inicial de trabajo.

Que Cervantes estaba pensando en una comarca de la extensa  Mancha castellana para hacer vecino de un lugar de ella a don Quijote, no le cabe duda a nadie. Que esta zona de La Mancha gira alrededor de los lugares de El Toboso, Quintanar, Puerto Lápice,  Tembleque y Campo de Criptana, (esta villa aunque no nombrada en la obra es el lugar donde don Quijote se encuentra con sus muchos molinos de viento), y que uno de sus caminos principales que la cruza  es el que lleva de Toledo a Murcia, es una evidencia “Quijote en mano”. Y de casi todo esto, también se “olvidan”.

Es curioso ver en el trabajo de este equipo de catedráticos y profesores, que cuando una parte del Quijote no conviene a su fin se “olvidan” de ella, o ya no les interesa trabajar“Quijote en mano”.

Estos “encantadores que todo lo mudan a su antojo”, como seguro les diría el propio Cervantes al ver la manipulación, por omisión, de su texto, son desleales hasta de sus propios principios. En el Prólogo de su trabajo manifiestan:

“Se presenta en el capítulo siguiente un resumen y un breve comentario sobre la escasa posibilidad de la mayoría de los pueblos que se han propuesto como «lugar de la Mancha», pero podemos adelantar que la característica común de estos tres grupos de estudios puede definirse por su «a-sistemicidad» metodológica, es decir, por no tener en cuenta sus autores la totalidad de los factores o variables que deben definir la globalidad compleja del sistema interno de distancias y tiempos que presenta el Quijote como obra literario-geográfica (tan ponderada, p. ej., por Fermín Caballero).Antes al contrario, muchos de ellos parecen seguir la tendencia (consciente o no) de tomar de la misma todo lo que favorezca a su hipótesis y a rechazar o ignorar lo que pueda ir en su contra (El lugar de la Mancha es … – El Quijote como un sistema de distancias/tiempos)

Poco más que explicar. Lo mismo que estos señores critican de cuantos han publicado estudios sobre este tema “por no tener en cuenta sus autores la totalidad de los factores o variables” o de “ignorar lo que pueda ir en su contra”, ellos mismo lo hacen, pero conscientemente. Lamentable en este estudio y con un equipo de trabajo compuesto por tantas personas que dicen trabajar “Quijote en mano”. El Quijote hay que leerlo, no tenerlo solo en la mano para hacerse la fotografía con él.

Bien, pues el señor Parra Luna decide que el lugar de don Quijote tiene que ser Villanueva de los Infantes. Muda y trueca a su antojo lo escrito por Cervantes pretendiendo que pongamos atención en una parte de aquella Mancha, el Campo de Montiel, de la que ni sus propios vecinos se sentían manchegos.

Del mismo documento histórico que este señor extrae un plano para limitar los lugares candidatos a ser el “lugar”, las Relaciones Topográficas de Felipe II, se “olvida” también de decirnos que de estos lugares solo Membrilla se sentía pertenecer a la Mancha en los tiempos de Cervantes.

Así contestaban los vecinos de Membrilla, en diciembre de 1575, a la pregunta para que definiesen “El reino en que comúnmente se cuenta el dicho pueblo, como es decir si cae en el reino de Castilla, o de León, Galicia. Toledo, Granada, Murcia, Aragón, Valencia, Cataluña, o Navarra, y en qué provincia o comarca de ellos, como sería decir en tierra de Campos, Rioja, Alcarria, la Macha, etc.” :

“Al cuarto capítulo decimos que esta villa está en el reino de Toledo, y su asiento es Mancha, y es el primer pueblo del partido del Campo de Montiel viniendo de Toledo hacia el sol a mediodía”

Y para no tener que transcribir las contestaciones de todos los demás lugares, con solo hacerlo de Villanueva de los Infantes, el lugar “elegido” por el señor Parra Luna, es suficiente para entender que no podía estar pensando Cervantes en este lugar para hacer vecino de él a don Quijote de la Mancha, ya que no se sentían sus vecinos como manchegos, es más, delimitan muy precisamente estar entre la Mancha y Sierra Morena.  Así contestaban a la misma pregunta del cuestionario también en diciembre de 1575:

“Cae esta villa en el reino de Toledo, en las vertientes de los principios de sierra Morena que llaman en el Campo de Montiel que es entre la Mancha y sierra Morena”

¡Y de este lugar, quiere hacer el señor Parra que sea vecino don Quijote de la Mancha!

Esto que parece imposible, que una parte de un territorio no se sienta pertenecer a él, sigue pasando hoy en la actual división político-territorial de España. La actual Comunidad de Castilla-La Mancha engloba a las provincias de Guadalajara, Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Albacete. Si hoy preguntamos a un vecino de cualquier pueblo de Guadalajara por el nombre de su tierra, responderán que es La Alcarria, nunca responderán que son manchegos. Pero también en muchos pueblos del norte de Cuenca, si hacemos la misma pregunta tampoco responderán que son manchegos, sino “serranos”, o de La Sagra, si la pregunta la hacemos en una gran parte de Toledo. Aunque todos sean castellanos-manchegos.

Cervantes conocía muy bien la geografía de la Mancha, sus lugares y  caminos, así como la idiosincrasia de sus gentes. Está considerado como muy buen geógrafo, por lo que en el Quijote nos dejó la geografía real que él mismo vivió. Sabía muy bien hasta donde llegaban los límites de los lugares, y comarcas, y hasta donde llegaba la influencia territorial de los partidos. Conocía muy bien que el Campo de Montiel formaba parte de la Mancha y también sus límites administrativos y de influencia dentro del territorio gobernado por la Orden de Santiago a la que pertenecía, aunque una buena parte de él no se sintiera pertenecer a la Mancha, e hizo que don Quijote comenzase sus andanzas por  el Campo de Montiel.

Por lo tanto no se le puede achacar contradicción geográfica en lo escrito por Cervantes, sino un interés especial del señor Parra Luna en el “lugar” elegido por él mismo. 

 

Luis Miguel Román Alhambra, Presidente de la Sociedad Cervantina del lugar de don Quijote

 

Publicado en el sitio “Alcázar lugar de don Quijote”

http://alcazarlugardedonquijote.wordpress.com/2014/07/27/el-lugar-elegido-por-francisco-parra-luna-2/

 

 

 

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Alcázar de San Juan: Lugar de Don Quijote, アルカサル·デ·サン·フアン, フェアフレーバー, フットサル, ミルズ, Castilla-La Mancha, Cervantes y El Quijote, Don Quijote, Luis Miguel Román Alhambra, Mi vecino Alonso, Quijote

Una respuesta a “Artículo de la Sociedad Cervantina del lugar de don Quijote: El Lugar elegido por Francisco Parra Luna (2)

  1. Nadie se quiere acordar del LUGAR donde quedo la MANCHA , solo se descubre el sitio , con la presencia de los QUIJOTES , que HOY VIVEN de pie de ELLA y que están legitimados a combatir a todos los usurpadores de su productiva pobreza , VALE.
    Porque le tierra que a menudo absorbe la lluvia caída sobre ELLA y produce plantas útiles para el que la cultiva , recibirá las bendiciones de DIOS.
    Y con esto, Dios te de salud , y ami no me olvide. VALE.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s