Éxito de asistencia en el curso sobre cuidados centrados en el desarrollo del Mancha Centro

Un centenar de profesionales de varios hospitales de la región se ha inscrito

Las ponentes Juliana Acuña (izq) y Sara Vázquez

Las ponentes Juliana Acuña (izq) y Sara Vázquez

La actividad formativa ha sido impartida por dos profesionales del Hospital 12 de Octubre de Madrid, centro de referencia nacional e internacional en la metodología de cuidados al recién nacido prematuro

El Curso sobre Cuidados Centrados en el Desarrollo celebrado hoy en el Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del SESCAM, ha tenido un gran éxito de convocatoria, superando el centenar de profesionales inscritos procedentes de varios centros sanitarios de la región.

Se trata de curso muy demandado por el personal sanitario porque aborda una materia muy novedosa en el cuidado de los recién nacidos prematuros. Para ello, se ha contado como docentes con dos profesionales expertas, la neonatóloga Sara Vázquez y la enfermera Juliana Acuña, procedentes del Hospital 12 de Octubre de Madrid, centro de referencia nacional e internacional en la metodología de cuidados al recién nacido prematuro.

Los profesionales que participan en el curso son médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, fisioterapeutas, matronas, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales. Un amplio abanico de disciplinas para, entre todos, poder ofrecer la mejor atención neonatal a bebés prematuros y sus familias, centrada en el desarrollo individual y bajo la metodología NIDCAP.

Asistentes curso cuidados centrados en el desarrollo

Asistentes curso cuidados centrados en el desarrollo

Juliana Acuña, que trabaja como enfermera en el Servicio de Neonatología del 12 de Octubre desde el año 1987, ha explicado que la principal característica de los niños que nacen antes de tiempo es que continúan su desarrollo en un ambiente muy diferente al que tenían cuando estaban en el interior de su madre.

“El ambiente de las unidades neonatales es muy estresante, con mucho ruido, mucha luz, separados hasta hace poco de sus padres”. Según Acuña, “todo eso va a influir en su desarrollo”, pudiéndoles causar cuando crezcan problemas en la conducta o el aprendizaje. “Esos problemas son los que tenemos que evitar que tengan, adaptando el ambiente a lo más parecido a lo que tenían que desarrollarse”.

“Dentro de la madre, el niño recibía los estímulos necesarios, en cada momento de desarrollo, en cuanto a la luz, el ruido, el olor, la posición, todo eso hace que favorezca el desarrollo”, indica esta profesional con amplia experiencia en la materia.

“Además, como mamíferos que somos, lo que necesitamos para nuestro desarrollo es el cuerpo de la madre, y un entorno social que nos conforte”. Es por ello que “incluir a los padres en el cuidado de los niños” va a mejorar su atención en gran medida, en palabras de Acuña.

UCI neonatal Alcázar en la que se aplican cuidados centrados en el desarrollo

UCI neonatal Alcázar en la que se aplican cuidados centrados en el desarrollo

Disminuir el estrés en los bebés

Por su parte, la supervisora de la UCI neonatal y pediátrica del Hospital Mancha Centro, Estela Morales, ha explicado que desde la apertura de esta unidad se apuesta por este tipo de cuidados centrados en el desarrollo con el objetivo de favorecer el desarrollo neurológico y emocional del recién nacido enfermo, así como disminuir el estrés y la carga de sufrimiento que conlleva el ingreso para los bebés y sus familias.

Entre las medidas que aplican destacan las destinadas a disminuir las posibles agresiones ambientales, como pueden ser el ruido o la luz. Lo que se intenta es proporcionar unas condiciones similares a las existentes en el útero, donde el feto se encuentra en un ambiente cálido, oscuro, húmedo y con los ruidos del exterior amortiguados.

Morales ha explicado que en la UCI neonatal del hospital alcazareño también está instaurado un protocolo de manejo no farmacológico del dolor; se fomenta del contacto con los padres desde su nacimiento, a través de técnicas como el contacto ‘piel con piel’;  se utilizan nidos o barreras de contención para el cuidado de la postura y mantenimiento de la flexión fisiológica del recién nacido.

 

firma Sonia Morales - Periodista SESCAM qvixote [1]

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Hospital, Mancha Centro, Salud, SESCAM

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s