Los rumanos de Alcázar de San Juan celebran la Pascua ortodoxa

2.jpg

Durante la media noche de este sábado al domingo, los cristianos rumanos ortodoxos, participaron en la  misa para celebrar la Vigilia Pascual, que un año más tuvo lugar en la  Plaza de Toros de Alcázar de San Juan.

En el acto participaron más de mil feligreses (de Alcázar de San Juan y también de la comarca), que se colocaron alrededor del altar que estaba situado en el centro de la plaza. A las 23:30 h, el párroco rumano el señor Ioan Mihai Achim, inició la misa con el Canon de Pascua y seguido de cantos de resurrección.

En la madrugada el  sacerdote encendió  una vela y se dirigió a los feligreses diciendo: “Venid a recibir luz” (tres veces). A partir de una llama todos encendieron sus velas y el sacerdote inició la procesión. La procesión rodeo tres veces el altar. Este ritual representa los tres días en los cuales el cuerpo de Jesucristo se encontraba en el sepulcro, y su alma desciende a los infiernos y los vence.

3

En las iglesias de Rumanía el ritual es salir de la iglesia, y la procesión se realiza fuera.  Antes de volver dentro de la iglesia, el sacerdote, toca tres veces con la cruz en la puerta diciendo: “Deschideti, mai mari, portile voastre, si voi, porti vesnice, ridicati-va, ca sa intre Imparatul slavei”  (Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, alzaos, puertas eternas, para que entre el Rey de la gloria. Salmo 24:7). Un diácono que se encuentra dentro de la iglesia le contesta: ”Cine este Acesta Imparatul slavei?” (¿Quién es este Rey de la gloria?). Al cuál recibe la contestación del sacerdote:”Domnul cel tare si puternic, Domnul cel tare in razboi” (¡Es el Señor todopoderoso! ¡Es el Señor de los ejércitos! Salmo 24:10).

Al  final de la misa, el sacerdote bendice las cestas puestas por los feligreses con alimentos tradicionales de Pascua.

1.jpg

Desde la noche de la Santa Resurrección hasta la Ascensión del Señor los rumanos se saludan con: “Hristos a Înviat!” (¡Cristo ha resucitado!) a lo que el aludido responde: “Adevărat a Înviat” (¡Cierto que ha resucitado!).

Durante la Cuaresma se practica una abstinencia severa, que no sólo afecta a la carne, como entre los católicos, sino que incluye el pescado, los huevos, la leche o toda otra fuente de proteínas, y que sólo permite ingerir frutas y verduras…

La comida tradicional es el cordero, así como numerosos dulces entre los cuales una tarta de queso llamada pasca, cozonac que es un bizcocho relleno de frutos secos.

Otra costumbre es pintar los huevos, de color rojo, si bien últimamente la costumbre transige con otros diseños menos estrictos. Según la leyenda que dice: “Esta tradición de los huevos de pascua viene porque la Virgen María fue a velar el cuerpo de su hijo al pie de la cruz, llevó consigo una cesta de huevos, que volvieron rojos por la sangre que derramaba el cuerpo. Al verlo, Jesucristo dijo que desde ese momento debían pintarse huevos de rojo para recordar el día de su crucifixión”.

huevos pintados.jpg

En el nombre de todos los feligreses ortodoxos, quiero dar las gracias a las autoridades locales de Alcázar de San Juan, por concedernos un año más la Plaza de Toros para celebrar la Vigilia Pascual.

Artículo de Ioana Dana Suciu

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcázar de San Juan

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s