Dos Migueles de Cervantes en tiempos de la escritura del Quijote

cervantes-convaleciente

Cervantes y don Juan de Austria de Eduardo Cano (1860). Museo del Prado (Madrid)

 

A unos pocos días de que termine este año y IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, podemos visitar una exposición en el Archivo General de Simancas (Valladolid) con el título: “Cervantes en Simancas y en los Archivos Estatales”. Inaugurada el pasado 11 de Octubre estará abierta hasta el 1 de Marzo del próximo año 2017. Sus comisarios son Alfredo Alvar Ezquerra (CSIC) y Julia T. Rodríguez de Diego (AGS).

Una exposición en la que, bajo mi punto de vista, hay un documento que tiene mucha importancia en la biografía del autor del Quijote. Biografía inventada muy generosamente por algunos de sus biógrafos, al carecer de evidencias de mucha parte de su vida. El documento al que me refiero no es un descubrimiento actual, sino un redescubrimiento de la última página de este, que, por oscuros motivos, no había visto la luz pública hasta esta exposición. En una carta escrita por don Juan de Austria al rey Felipe II, su hermanastro, el 19 de Marzo de 1572, desde la ciudad italiana de Palermo, se adjunta la relación “de los soldados que han quedado mancos y maltratados de la batalla para enviarla a Vuestra Majestad”. La batalla, a la que se refiere don Juan de Austria, es la de Lepanto, ocurrida el 7 de Octubre de 1571, y en la que estuvo Miguel de Cervantes, resultando herido, quedando manco de una mano, como muchos de los heridos, como expresamente indica don Juan de Austria.

En la relación realizada, por el contador de la armada, de los cuatrocientos nueve heridos que reciben “ayudas de costas por haver servido señalada y particularmente el dia de la batalla que se dio a la armada del turco a los siete de octubre millquinientos y setenta y uno con la de la Santa Liga, que salieron heridos y mucha parte dellos mancos…”, aparece en la página 10, en la cuarta posición, marcado posteriormente con una cruz en el margen: “A miguel de cervantes otro tanto-20 ducados”

dosmigueles-1

Detalle del documento AGS, EST, LEG, 1138, página 10, © Archivo General de Simancas

 

Este Miguel de Cervantes estaba convaleciente en el hospital italiano de Mesina, curándose de sus heridas junto al resto de compañeros heridos, siendo dado de alta en abril de ese mismo año de 1572.

Hasta aquí lo conocido. Lo importante, como decía, es que en la página 16 de este mismo documento, expuesta por primera vez al público general, aparece otro Miguel Cervantes. Este es recompensado junto a otras doce personas  por haberse amotinado, estando preso y remando en una galera turca, y habiéndose hecho con el barco lo habían llevado al puerto de Mesina. Esto había ocurrido “últimamente”  tal y como lo relaciona el contador de la armada, firmando el documento el 15 de Marzo de 1572. Al margen hay una anotación posterior de “ojo”. A este Miguel Cervantes le premiaban con 22 escudos.

dosmigueles-2

Detalle del documento AGS, EST, LEG, 1138, página 16, © Archivo General de Simancas

 

Son dos Miguel [de] Cervantes distintos, y los dos se encuentran en Mesina en Marzo de 1572. Y me surgen algunas preguntas, que pueden tener una respuesta positiva al estar comprobada por este documento la estancia de los dos Migueles en Mesina al mismo tiempo. Algunas de estas preguntas son: ¿Se conocieron los dos Migueles en Mesina? ¿El valiente Miguel amotinado en una galera turca, pudo haber sido herido y llevado al mismo hospital de Mesina donde se encontraba el otro Miguel, curándose de las heridas sufridas en Lepanto?

Estas preguntas me surgen estos días leyendo el cuento del Capitán cautivo que Cervantes, el Miguel escritor, inserta en la primera parte del Quijote.

En él se cuenta la historia de un soldado, ya capitán de infantería, que también combate en la batalla de Lepanto y es hecho prisionero por los turcos, “me rindieron lleno de heridas”dice, y es llevado a Constantinopla. Y continúa: “Halleme el segundo año, que fue el de setenta y dos, en Navarino, bogando en la capitana de los tres fanales…”.  Es ahora evidente, después de conocer este documento de Simancas, que el Capitán cautivo no es, como muchos han defendido, el propio Miguel escritor, sino la historia del otro Miguel, el Miguel que se hace con una galera turca,  estando prisionero y remando en ella, el año 1572.

¿Volvieron a coincidir en la cárcel de Argel estos dos Migueles? Todo parece indicar ahora que sí. En el cuento del Capitán cautivo, se describen históricos hechos de guerra, y la estancia como prisionero en Constantinopla, la actual Estambul del Capitán. Del Miguel escritor no se conoce su paso, pero en Estambul hay constancia de los trabajos forzados en la construcción de la mezquita de Kilic Ali Pasha, diseñada por el gran arquitecto Sinan y construida entre 1578 y 1580, de un cautivo español de nombre: Miguel Cervantes.

El Capitán cautivo cuenta como “vine de Constantinopla, algo contento, por estar tan cerca de España, no porque pensase escribir a nadie el desdichado suceso mío, sino por ver si me era más favorable la suerte en Argel que en Constantinopla…”. Ahora toman mucha validez los documentos encontrados hace años por el investigador turco Nuri Rasih Ileri, sobre el cautivo español Miguel Cervantes en Estambul.

Muchas preguntas sobre la vida del escritor español más conocido que surgen al sacarse a la luz documentos existentes desde hace mucho tiempo y que por voluntad, o interés, de algunas personas se han ocultado. La existencia documentada de estos dos Migueles [de] Cervantes en un mismo lugar y en un mismo tiempo,  en relación de la batalla de Lepanto, la orden de búsqueda de un Miguel de Cervantes, en septiembre de 1569, huido tras haber herido a Antonio Segura, que no puede ser el autor del Quijote al encontrarse con el cardenal Acquaviva en Roma, la existencia de dos partidas de bautismo, una en Alcalá de Henares y otra en Alcázar de San Juan, ciertas ambas según el doctísimo padre Sarmiento en 1761, los diversos documentos sobre su rescate y sus méritos para optar a cargos públicos en América, el Miguel Cervantes, cautivo español, trabajando en Estambul entre 1578 y 1580, todos los documentos sobre sus trabajos de recaudador, y pasos por diversas cárceles, y el documento aparecido recientemente de Miguel de Cervantes, rescatado por el trinitario Juan Gil, y que en la ciudad de Valencia declara en Noviembre de 1580, ante la Justicia Criminal,  como “magnífico caballero, vecino y natural de Alcalá de Henares, residente ahora en Valencia, que dice ser de treinta y dos años” por  la desaparición de un joven pescador, son parte de una biografía que aún, pese a quien le pese, no está escrita.

Y termino con otra pregunta: ¿Cuántos documentos más hay “guardados” en cajones de instituciones públicas sobre los Migueles [de] Cervantes?

Luis Miguel Román Alhambra

 

Publicado en Alcázar de San Juan Lugar de don Quijote https://alcazarlugardedonquijote.wordpress.com/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcázar de San Juan

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s