Archivo mensual: mayo 2012

Carla Royo-Villanova realiza tratamientos con su línea de cosmética en La Casita de Kelly

Visita la Casa del Hidalgo

manchainformacion.com | Alcázar de San Juan

Carla Royo-Villanova, princesa de Panagiuristhe (Bulgaria) ha estado en “La Casita de Kelly” con Carmen Mena, su dueña como anfitriona y María Jesús Pelayo, Teniente de Alcalde del ayuntamiento de Alcázar de San Juan que quiso estar presente para apoyar a estas dos mujeres empresarias.

Este establecimiento se encuentra en la calle Castelar 67 y tiene un sinfín de ropa y artículos que no dejan a nadie indiferente: Nuevas tendencias, estilismo varios, bisutería, sombreros, cosmética y en ésta última nos paramos para comentarles la visita de Carla Royo-Villanova promocionando su línea cosmética CARLA, Bulgaria roses beauty.

Carla nos comentaba lo siguiente:”Cuando descubrí la magia del agua de rosa damascena me produjo tal fascinación su eficacia y potencial cosmético que quise traer esa magia a España. Me propuse demostrar que se puede hacer cosmética de calidad a un precio razonable”.Dicho y hecho lleva desde 2002 trabajando en su línea cosmética y no duda en demostrarlo a pie de calle, fuera de la casita de Kelly Carla estuvo dando a conocer los beneficios de las rosas de Bulgaria y destacó la satisfacción que le producía que sus productos se vendieran en este establecimiento de nuestra ciudad.

Acompañada por la concejal Maria Jesús Pelayo, al día siguiente visitó parte de nuestro patrimonio cultural y artístico como el museo de “El Hidalgo” y el Museo “Formma” de Alcázar De San Juan.

Publicado en Macha Información  http://manchainformacion.com

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Casita de Kelly, María Jesús Pelayo

Tres sótanos de la región con 2.200 decodificadores TDT olvidados y en cajas

OTRO DESPILFARRO

Eldigitalcastillalamancha.es

24/05/2012 .

Más de 2.200 aparatos decodificadores de la Televisión Digital Terrestre (TDT) descansan en tres dependencias de los sótanos del Centro de Empresas de la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan sin que nunca fueran entregados a los ciudadanos, informa La Tribuna. Lo denunciaban ayer ante los medios de comunicación los concejales de Hacienda y Comunicación, Enrique Ramos y Ángel Montealegre, quienes señalaron que ésta «es sólo una muestra del despilfarro de la Administración socialista de Alcázar».

Según indicaron, todos pertenecen a la experiencia de TDT interactiva de la que el anterior alcalde, José Fernando Sánchez Bódalo, «tanto presumía» y que llevó al Ayuntamiento a adquirir 6.078 aparatos, de los cuales se entregaron a los ciudadanos sólo 3.854. El resto, 2.224, continúan en sus cajas «y algunos en el propio Consistorio».

El precio total que pagó el Ayuntamiento ascendió a 664.793 euros, siempre según las cuentas del actual equipo de Gobierno (PP). De ese dinero se recuperaron 115.630 por la fianza de 30 euros que los ciudadanos interesados en contar con uno de estos aparatos tenían que pagar por ellos.

«Esto supone un déficit de 549.163 euros, a lo que hay que restar la subvención de 250.000 euros recibida por el Consistorio. Por tanto, el coste efectivo final para las arcas municipales fue de 299.163 euros», precisaron fuentes municipales en un comunicado.

Publicado en: http://www.eldigitalcastillalamancha.es/

.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Ayuntamiento, Política, PSOE, TDT, TV

Javier Fernández Ajenjo, ponente en Valencia

El abogado alcazareño Javier Fernández Ajenjo, impartirá el próximo día 24 de mayo una ponencia en el seno del VIII Congreso Tributario que se celebrará los días 23, 24 y 25 de mayo en la Ciudad de la Justicia de Valencia

La ponencia en la que intervendrá Fernández Ajenjo versará sobre “la summa gravaminis”.

El Congreso está organizado por la Asociación Española de Asociaciones Fiscales (AEDAF) y por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Más información en Diario Jurídico: http://www.diariojuridico.com/actualidad/jueces-y-asesores-fiscales-debaten-desde-manana-en-valencia-las-ultimas-novedades-del-derecho-tributario.html

.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan

Hasta 120 universitarios podrán hacer prácticas de verano en el Área Sanitaria Mancha Centro

El plazo de inscripción está abierto hasta el 15 de junio

Imagen

Están destinadas a estudiantes de Ciencias de la Salud y otras titulaciones que quieren aprovechar su descanso estival para ampliar su formación

El pasado verano un total de 72 alumnos de 19 universidades diferentes disfrutaron de la octava convocatoria de prácticas pregrado

Hasta un total de 120 estudiantes universitarios Ciencias de la Salud y otras titulaciones podrán realizar este verano prácticas nuevamente en el Área Sanitaria ‘La Mancha Centro’, tanto en el Hospital de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) como en los centros de salud de su zona de influencia.

La octava convocatoria de estas prácticas está destinada a estudiantes universitarios de Diplomaturas, Licenciaturas y Grados que estén interesados en aprovechar sus vacaciones para formarse en un entorno sanitario, laboral y real durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Las plazas para los alumnos de pregrado se ofertan para un amplio abanico de titulaciones, tanto de Ciencias de la Salud (Odontología, Medicina, Enfermería, Biología, Fisioterapia y Terapia Ocupacional) así como para otro tipo de carreras como Derecho, Administración de Empresas, Relaciones Laborales, Ingeniería Industrial, Gestión y Administración Pública, etc.

Durante la estancia en el hospital o centro de salud, todos los alumnos tendrán asignado un tutor encargado de supervisar su trabajo, guiarle y orientarle. Posteriormente, al término del periodo práctico, se emitirá la correspondiente certificación para que se realice el cómputo de créditos en los casos en los que esté contemplado en el convenio de colaboración docente.

Cómo realizar la inscripción

El plazo de admisión de solicitudes para los estudiantes interesados en realizar sus prácticas en el área Mancha Centro finaliza el día 15 de junio. Para formalizar la inscripción, deben enviar un correo electrónico a la Secretaría de Investigación, Docencia y Formación (Oscar Calderón: ocalderon@sescam.jccm.es).

En el e-mail deberán indicar el periodo en el que quieren realizar las prácticas (julio, agosto o septiembre), la lista y orden de preferencia de las especialidades o servicios en los que les gustaría realizar la estancia y sus datos personales (nombre, apellidos, año de carrera, universidad de procedencia, teléfono y correo electrónico).

También pueden solicitar información llamando al teléfono 926 580 500 (Ext 80102) de lunes a viernes en horario de mañana y, este año, como novedad, accediendo a la dirección http://www.practicasdeveranomanchacentro.blogspot.com.


Incremento notable desde 2005

Las prácticas de verano en el Hospital General ‘La Mancha Centro’ se vienen realizando de forma periódica desde 2005, año en el que empezaron ocho estudiantes de Medicina y Psicología de segundo ciclo de formación procedentes de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Alcalá de Henares, Navarra, Valladolid y la Universidad Miguel Hernández de Elche.

El número de alumnos, los ciclos formativos y las universidades de procedencia se ha incrementado notablemente desde entonces hasta llegar en el verano de 2011 a admitir un total de 72 alumnos de diferentes ciclos formativos (estudiantes de Medicina, Enfermería, Psicología, Biología, Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Biología, Administración y Dirección de Empresas, Relaciones Laborales y  Derecho) procedentes de 19 universidades de toda España.

Enviado por Comunicación Sanidad y Asuntos Sociales: www.jccm.es

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, castellano-manchego, Castilla-La Mancha, Hospital, Mancha Centro, Salud, Sanidad

El Mancha Centro se une a las asociaciones de diabéticos para prevenir el edema macular

El Hospital lleva años colaborando con ADAC por el bien de los pacientes

Profesionales del Servicio de Oftalmología se desplazaron al Centro Cívico de Alcázar de San Juan para hacer revisiones a los ciudadanos

El objetivo de la jornada era descartar la principal causa de pérdida de visión en los pacientes con diabetes

El Servicio de Oftalmología del Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, trasladó el jueves su consulta al Centro Cívico del municipio para colaborar con la Federación de Asociaciones de Diabéticos en la Jornada para la prevención y el diagnóstico del edema macular diabético.

Para ello, el oftalmólogo del hospital alcazareño, Javier Lara, revisó la vista con un retinógrafo no midriático a todos los ciudadanos que quisieron saber si tenían esta patología, que es la principal causa de ceguera en los pacientes diabéticos.

El jefe de Servicio de Oftalmología, Fernando González del Valle, también estuvo presente en la jornada organizada por el presidente de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Castilla-La Mancha, Domingo Camacho, con quien el centro sanitario mantiene una estrecha colaboración por el beneficio de los pacientes desde que era responsable de la Asociación de Diabéticos de Alcázar de San Juan y Comarca (ADAC).

Esta iniciativa se ha realizado en quince ciudades de España con el objetivo de prevenir el edema macular diabético, dado que, tal como apuntan desde la Federación de Asociaciones de Diabéticos de España, es importante que las personas con diabetes conozcan las posibles complicaciones que pueden desarrollar a causa de esta patología.

Para prevenir el edema macular diabético, así como otras enfermedades oftalmológicas, es importante mantener una dieta sana y equilibrada, y asegurar un buen control metabólico manteniendo los niveles de glucosa en los rangos recomendados.

 Enviado por Comunicación Sanidad y Asuntos Sociales: www.jccm.es

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, castellano-manchego, Castilla-La Mancha, Diabetes, Hospital, Mancha Centro, Sanidad

Continúa la Operación Kilo de la Cofradía del Santo Entierro

REPARTO DE LO RECOGIDO EN CARREFOUR


La pasada semana se terminaban de repartir los más de 4.000 kilos recogidos por voluntarios de la Cofradía del Santo Entierro a favor del Banco de Alimentos en Carrefour, durante los días 4 y 5 de mayo pasados.

El Banco de Alimentos de Ciudad Real, del que la Cofradía del Santo Entierro acaba de pasar a ser colaboradora, aportando los voluntarios para Alcázar de San Juan, decidió que lo recogido se repartiese en la propia localidad. En otras ocasiones podrá ser destinado a otros lugares o incluso el propio Banco de Alimentos puede poner a disposición de sus voluntarios en Alcázar alimentos para repartir, provenientes de otros lugares de recogida.

Durante dos días, en dependencias de la Residencia de Santa Marta (Asilo), porque debido al inesperado volumen de lo recogido no se tenía un sitio suficientemente amplio, voluntarios de la Cofradía clasificaron los alimentos y productos de higiene y limpieza, haciendo lotes que fueron entregados a los Conventos de las Hermanas de la Cruz, a las Concepcionistas, a la propia Residencia de Santa Marta y a Caritas (Samaria).

El viernes 18 de mayo la Fundación Solidaria de Carrefour va a hacer entrega de 4.019 kilos (la misma cantidad que se obtuvo durante los días 4 y 5 de mayo), tal y como contempla su  convenio de colaboración con el Banco de Alimentos. Estos kilos van a ser de azúcar, harina, arroz y garbanzos, debiendo nuevamente los voluntarios del Santo Entierro clasificarlos y hacer lotes que serán entregados a las mismas instituciones citadas anteriormente, en función de las necesidades que manifiesta cada una de ellas.

CONTINUA LA OPERACION KILO

Siguiendo con la Operación Kilo la Cofrdía del Santo Entierro alcanzó un acuerdo con la cadena local Merkal para instalar unos puntos de recogida a la salida de los supermercados para que los clientes puedan depositar su aportación en la cantidad que consideren oportuna.

Estos puntos de recogida, que se pueden identificar claramente, estarán abiertos hasta el 8 de junio (aunque puede ampliarse este plazo) y están ubicados en Merkal de la Avenida de Quero, Merkal del edificio del Mercado de Abastos, Merkal del Parque Viejo y proximamente también en Merkal de la calle Alces.

La Cofradía espera una buena respuesta por parte de los clientes de estos establecimientos, agradeciendo de antemano la solidaridad de todos ellos, sin la cual iniciativas de este tipo no tendrían ningún sentido.

Enviado por: Cofradia del Santo Entierro Alcázar de San Juan

 

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Asociacionismo, Cofradías, Santo Entierro

En Zacapa, ciudad hermanada con Alcázar de San Juan

Pobladores protestan contra tala

Un grupo de vecinos de las comunidades de la parte alta de Zacapa, representantes de sindicatos y de distintas iglesias acudieron ayer a la Plaza de Alcázar de San Juan, frente a la Gobernación depertamental, para participar en una oración ecuménica por la vida, la justicia y la paz

Por Erick de la Cruz.- Zacapa

La acción se derivó de un conflicto entre pobladores de varias comunidades con la gobernadora, Carolina Orellana, y el diputado Gustavo Echeverría, a quienes señalan de haber ordenado que fueran retiradas as barricadas que vecinos habían colocado en la finca Loma Larga para evitar el paso de camiones que extraían trozas de la montaña Las Granadillas.

El reverendo José Pilar Álvarez, de la iglesia Luterana, dijo que mientras permanecieron colocadas as barricadas se evitó la deforestación enla montaña, que surte de agua a Zacapa.

Los inconformes creen que la gobernadora y el legislador abusaron de su poder, por lo que advirtieron que emprenderán acciones legales por ususrpación de la propiedad y violación de los derechos humanos.

las actividades de Gobernación fueron suspendidas y el edifici quedó resguardado por la Policía.

Publicado por Prensa Libre.Com: http://www.prensalibre.com/zacapa/Pobladores-protestan-tala_0_701329904.html

 

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Hermanamientos, Zacapa

Los ganadores de la segunda edición del premio internacional de microrrelatos “Museo de la Palabra”, visitan Alcázar de San Juan

Dentro de las numerosas actividades que han organizado los responsables del ‘MUSEO DE LA PALABRA’ en estos días ha sido una RUTA de las tres culturas por La Mancha

Así los ganadores de este concurso visitaron el ayuntamiento de Alcázar De San Juan dentro de la Ruta y fueron recibidos por el alcalde, Diego Ortega.

En el salon de plenos estuvieron presentes: la ganadora de esta edición, la escritora española Rosa Pastor Carballo que con su texto titulado “La sopa” ha sido la merecedora del primer premio y los tres autores que han escrito en Inglés, en Árabe y en Hebreo,Sonja Smolec de Croacia, de tradición cultural Católica, que se presentó con el texto en inglés titulado “Night Howl”; Awwad Eid Samir Sharif de Egipto, de tradición cultural Árabe, que se presentó al concurso con un relato en árabe que comenzaba “Un hombre muy mayor en una bicicleta”; y a Roí Día de Jerusalén, de tradición cultural Judía, que participó con un texto en hebreo que comenzaba con la frase: Uno, dos, tres, cuatro cinco, acompañados por el presidente de la Fundación, César Egido Serrano.

La Fundación César Egido Serrano ha sido creada para fomentar el diálogo entre las diferentes culturas y religiones, además de apoyar la cultura y el arte, creando “El Museo De La Palabra”

Para justificar la singularidad de su museo, cesar Egido Serrano siempre explica: “Para ver cosas hay muchos museos. Para ver el alma humana, que yo sepa, hay uno solo”.

Ayuntamiento de Alcázar de San Juan: http://www.alcazardesanjuan.es/

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Lectura, Letras, Literatura, Microrrelatos, Museo de la Palabra, Quero

Villanueva de los Infantes no es el lugar de don Quijote

 

Cuatrocientos años después de que don Miguel de Cervantes publicara en Madrid la primera parte de El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, aprovechando sin duda la publicidad que esta conmemoración iba a suponer, un equipo de la Universidad Complutense de Madrid publica en 2005 bajo el título: “El lugar de la Mancha es… El Quijote como un sistema de distancias/tiempos”, un estudio en el que determinan que el lugar de don Quijote es Villanueva de los Infantes. 

Detalle de la placa homenaje de Villanueva de los Infantes al equipo de la UCM

El equipo de la UCM propone hacer el descubrimiento, siguiendo exhaustivamente un sistema científico, con unas reglas, que como veremos más adelante, las incumplen con el solo objetivo de adecuarlas a sus pretensiones. 

Este sistema científico, como además nos lo recuerda don Francisco Parra Luna coordinador del estudio, en el capítulo: Sobre el “lugar de la Mancha” en el Quijote: una hipótesis científica, publicado en El espacio geográfico del Quijote en Castilla-La Mancha, editado por la Universidad de Castilla-La Mancha  en 2006, cuenta con las siguientes reglas, “que no conviene ignorar”, según él:

La primera consiste en la obligación de tomar la totalidad de los factores que puedan explicar el fenómeno o hecho que se desea comprender, y muy prudente será la decisión de no olvidar ninguna de las variables que componen esta totalidad epistemológica salvo que nos expongamos a ofrecer una explicación espúrea y que pueda argumentarse que no se ha tenido en cuenta tal o cual factor o circunstancia…” 

También nos determinan el “modus operandi” seguido por el equipo, de “rigurosidad extrema evitando las meras elucubraciones hipotéticas” y de “búsqueda sólo y exclusivamente de la verdad literaria”, fundamentando el estudio en once hipótesis de trabajo. En una de ellas, la tercera, proponen:

“1) Prevalecerá lo concreto sobre lo abstracto o lo cuantitativo sobre lo cualitativo; por ejemplo, cuando se diga que un sitio esta “cerca” o “lejos”, pero también se concrete el tiempo de tardanza en llegar o las leguas que dista, prevalecerán las cifras concretas sobre los adverbios o adjetivos correspondiente.

2) Prevalecerá lo último citado en el texto sobre lo anterior…” 

Si bien a la hora de acometer este tipo de trabajo, con el primer punto tenemos que estar todos de acuerdo, no podemos compartir la segunda regla, ya que, tanto valor tiene lo expresado por Cervantes en una parte de la obra como en otra, aún con sus posibles contradicciones. Esta segunda regla, muy estudiada por ellos, tiene la sola finalidad de minimizar en lo posible, incluso eliminar, la importancia de la distancia del lugar de don Quijote con respecto a El Toboso y al lugar donde se encontraban los famosos molinos de viento. Así nos lo quiere justificar el Sr. Parra:

“Se producen así contradicciones, como la de situar el “lugar de la Mancha” muy cerca de El Toboso al tiempo que don Quijote y Sancho tardan en llegar desde su pueblo dos días y una noche (Cap. VIII, 2P, pág 694), que quizás cabría resolverlas (hipótesis segunda), tomando como válidas las posiciones finales en el tiempo novelístico que marca Cervantes, es decir, situar definitivamente El Toboso a esa distancia de dos jornadas y media desde su lugar. Otra de las contradicciones más notables se produce con motivo de la segunda salida de don Quijote, ya que resulta prácticamente imposible que se cumplan las dos siguientes condiciones descritas por Cervantes: a) que salga de un pueblo del Campo de Montiel en dirección a Puerto Lápice, y que a poco de salir se encuentren con treinta o cuarenta molinos de viento (para lo cual es necesario desviarse hacia el norte –Campo de Criptana- de manera importante); y b) encontrase de frente (yendo desde Campo de Criptana hacia Puerto Lápice) con la comitiva del Vizcaíno que viaja hacia Sevilla, o de norte a sur.” 

La variable de los molinos de viento, ya ni aparece en su revisión de su estudio publicado en el 2009, dentro de “El enigma resuelto del Quijote. Un debate sobre el lugar de la Mancha”. Parece que les incomoda, que don Quijote saliendo en mitad de la noche de su lugar, se encuentre al amanecer con los famosos y universales molinos de viento. Muy poco tiempo, y por lo tanto muy poco espacio recorrido por don Quijote y Sancho, entre su enigmático lugar y estos “gigantes”, que por mucho que los han buscado alrededor de Villanueva de los Infantes, no los han encontrado, ya que estos estaban, y parte de aquellos molinos construidos en el siglo XVI siguen estando, en Campo de Criptana. 

Y esta es la justificación científica para eliminar esta importantísima variable, ya que esta resulta determinante para ubicar en el mapa manchego el lugar de don Quijote, pero muy lejos de sus pretensiones:

“Por ejemplo, se ha eliminado la variable “Molinos de viento” porque ninguna ruta pasaría por Campo de Criptana, único sitio donde podían encontrarse treinta o cuarenta molinos de viento juntos, y no resultaría por lo tanto una variable discriminante.” (El enigma resuelto del Quijote. Cap 7. Villanueva de los Infantes. Doblemente revisado. Equipo UCM*) 

Pero, no solo quieren olvidarse en su estudio científico de la batalla con los molinos de viento, también lo hacen con: 

1.- La venta donde es armado caballero don Quijote. Esta venta, que recordemos está a una jornada larga y exhausta del lugar de don Quijote, se encuentra junto a un encinar, donde un vecino de Quintanar azota a Andrés, el  pastorcillo de su ganado, y ante la solicitud de don Quijote, dice marchar con él  para pagarle: “…y hacedme placer de veniros conmigo; que yo juro por todas las órdenes que de caballerías hay en el mundo de pagaros, como tengo dicho, un real sobre otro, y aun sahumados” (I P, Cap IV).

2.- El camino de Toledo a Murcia. Don Quijote después de creer liberado y pagado Andrés por su amo, Juan Haldudo el vecino de Quintanar, sigue su camino a su casa, y llegado a un cruce de caminos “soltó la rienda a Rocinante, dejando a la voluntad del rocín la suya, el cual siguió su primer intento, que fue el irse camino de su caballeriza.

Y habiendo andado como dos millas, descubrió don Quijote un grande tropel de gente, que, como después se supo, eran unos mercaderes toledanos que iban a comprar seda a Murcia” (I P, Cap IV)

Don Quijote se dirigía a su casa por el mismo camino, pero en dirección contraria, que desde Toledo llevaban los mercaderes a Murcia. Seguro que el equipo de la UCM, habrán tratado de hacer mil rutas para ir de Toledo a Murcia, pero en el siglo XVI este camino no pasaba por Villanueva de los Infantes.

Y el lugar de don Quijote estaba en el camino de Toledo a Murcia, porque, para hacer que don Quijote regresara conforme a casa, desde Sierra Morena, el cura y el barbero, con la ayuda de Dorotea, le convencen para que se comprometa a ayudar a la fingida princesa Micomicona, y después de pasar por su lugar, desde allí dirigirse hacia el puerto de Cartagena (Murcia) para embarcarse a tan lejano reino:

-¿Hacia qué reino quiere guiar vuestra señoría? ¿Es, por ventura, hacia el de Micomicón? Que sí debe de ser, o yo sé poco de reinos.

Ella, que estaba bien en todo, entendió que había de responder que sí, y así, dijo:

-Sí, señor: hacia ese reino es mi camino.

-Si así es –dijo el cura-, por la mitad de mi pueblo hemos de pasar y de allí tomará vuestra merced la derrota de Cartagena, donde se podrá embarcar con buena ventura;… (I P, Cap XXIX). 

3.- Tembleque y Quintanar. Dos lugares nombrados literalmente por Cervantes y muy relacionados con el lugar de don Quijote. A Tembleque va Sancho Panza desde su lugar a segar como jornalero, como así le dice a la duquesa durante el relato de un cuento: “que yo no me hallé presente que había ido por aquel tiempo a segar a Tembleque” (II P, Cap XXXI). Y Quintanar, que además de ser el lugar de Juan Haldudo, es a donde el bachiller Sansón Carrasco va a comprar dos perros pastores para que hicieran compañía a don Quijote y Sancho en su nuevo oficio de pastores, a su regreso de Barcelona: “… y que ya tenía comprados de su propio dinero dos famosos perros para guardar el ganado, el uno llamado Barcino, y el otro Butrón, que se los había vendido un ganadero del Quintanar” (II P, Cap LXXIV).

Dos lugares muy concretos, y que debían de estar cerca del lugar de don Quijote y Sancho, pero que era difícil justificar su relación geográfica con Villanueva de los Infantes. 

Reglas, que ellos mismos imponen en su estudio científico, y que solo por su interés, no cumplen:

“…obligación de tomar la totalidad de los factores que puedan explicar el fenómeno o hecho que se desea comprender…,”

“Prevalecerá lo concreto sobre lo abstracto o lo cuantitativo sobre lo cualitativo…”. 

¡Treinta o cuarenta molinos de viento a muy pocos kilómetros del lugar de don Quijote, no es una variable discriminante!. ¡No es concreto! ¡No es cuantitativo el dato! 

La venta donde es armado caballero, a una jornada larga de su lugar, saliendo hacia el este. ¡No es un factor a tener en cuenta, ni siquiera para tratar de localizarla entre las existentes en la época! 

El camino de Toledo a Murcia que pasaba por su lugar y que de vuelta a casa desde la venta se encuentra de frente con los mercaderes toledanos. ¡No es concreto ni un factor a tener en cuenta! 

Tembleque y Quintanar, lugares tan cercanos y conocidos por nuestros protagonistas don Quijote y Sancho ¡No son lugares concretos, que nos puedan ayudar a encontrar el lugar de nuestros universales manchegos! 

Así pues, si no se han tenido en cuenta todas las posibles variables evidentes reflejadas en la obra por Cervantes, ¿qué puntos de referencia ha tomado el equipo de la UCM, para determinar científicamente que el lugar de don Quijote es Villanueva de los Infantes? 

En el capítulo Los cuatro puntos cardinales del “lugar de la Mancha” en el Quijote, de El enigma resuelto del Quijote. Un debate sobre el lugar de la Mancha, dos integrantes del equipo multidisciplinar, don Francisco Parra y don Juan Pedro Garrido, nos redefinen estos cuatro puntos de referencia para situar el lugar de don Quijote en el mapa de La Mancha. Estos puntos son:

  1. Puerto Lápice
  2.  El punto “P” o zona de penitencia de don Quijote en Sierra Morena y la venta donde es manteado Sancho, llamada por el equipo de la UCM “Venta Maritornes”.
  3. El Toboso.
  4. El sitio donde se encuentran con don Alvaro Tarfe, llamado por el equipo “punto Tarfe”. 
Detalle de la placa homenaje de Villanueva de los Infantes al equipo de la UCM

Para determinar el espacio que separa estos puntos con respecto al lugar de don Quijote, toman como velocidad media de Rocinante, la de 31  Km./jornada de 10 horas, ó3,1 Km./hora, la mitad de un caballo normal, como así nos  describe Cervantes a Rocinante en la obra, y en la que podemos estar más o menos de acuerdo

Y así, desarrolla el equipo de la UCM estos “puntos cardinales”:

1. Puerto Lápice.

Toman Puerto Lápice como referencia al lugar de don Quijote, por el tiempo que tardan en divisarlo, y según ellos hasta llegar a dos kilómetros antes de llegar a este lugar poco habitado en la época, formado por una venta y algunas casas de labradores. Después de varias opciones de cálculo, resumen así:

Pero quizás la forma más directa, válida y hasta menos complicada de estimar la distancia recorrida consiste en estimar que durante ambos días (más la noche desde la 1 hasta las 6,30 = 5,5 x 3,1 = 17), recorrieron un par de kilómetros menos de los 31, o sea 29; y que el punto de llegada (la choza de cabreros) estaría situado a unos dos kilómetros al sur de Puerto Lápice y en el camino real que se dirigía a Andalucía. En resumen, el recorrido desde su lugar hasta esos dos kilómetros antes de llegar a Puerto Lápice, tendría una distancia aproximada pero lógica de 17,0 + 29 + 29 = 75 km. 

El equipo de la UCM, estima que tardan desde su lugar a casi llegar a  Puerto Lápice, casi dos días completos y casi una noche entera.

 Así nos describe Cervantes esta segunda salida de don Quijote, ahora ya acompañado por Sancho Panza, como escudero, entre los capítulos VII y VIII de la primera parte:

“…una noche se salieron del lugar sin que persona los viese; en la cual caminaron tanto, que al amanecer se tuvieron por seguros de que no los hallarían aunque los buscasen.

Iba Sancho Panza sobre su jumento como un patriarca, con sus alforjas y su bota, y con mucho deseo de verse ya gobernador de la ínsula que su amo le había prometido. Acertó don Quijote a tomar la misma derrota y camino que el que él había tomado en su primer viaje, que fue por el campo de Montiel, por el cual caminaba con menos pesadumbre que la vez pasada, porque, por ser la hora de la mañana y herirles a soslayo, los rayos del sol no les fatigaban…

…En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo…

… Y, ayudándole a levantar, tornó a subir sobre Rocinante, que medio despaldado estaba. Y, hablando en la pasada aventura, siguieron el camino del Puerto Lápice, porque allí decía don Quijote que no era posible dejar de hallarse muchas y diversas aventuras, por ser lugar muy pasajero; …

…Díjole Sancho que mirase que era hora de comer. Respondióle su amo que por entonces no le hacía menester; que comiese él cuando se le antojase. …

… En resolución, aquella noche la pasaron entre unos árboles

…Tornaron a su comenzado camino del Puerto Lápice, y a obra de las tres del día le descubrieron. 

Poco después se produce el encuentro con los dos frailes de San Benito que iban de viaje a Sevilla junto a una señora vizcaína, aventura de la que salen amo y escudero mal parados. Don Quijote y Sancho abandonan el camino que llevaban hacia Puerto Lápice, entrando en un bosque: “Agradecióselo mucho Sancho,y, besándole otra vez la mano y la falda de la loriga, le ayudó a subir sobre Rocinante; y él subió sobre su asno y comenzó a seguir a su señor, que, a paso tirado, sin despedirse ni hablar más con las del coche, se entró por un bosque que allí junto estaba.” (I P, Cap X) 

Comen de lo poco que llevaban en las alforjas y al final del día llegan a una choza de cabreros, donde pasan la noche. La dirección que siguen don Quijote y Sancho después de esta aventura con los frailes y el vizcaíno, hasta llegar la noche nos la oculta Cervantes, pero no están en ningún camino, sino que siguen por el bosque, ya que después de haber cenado con los pastores, llegó a la majada un mozo que sabía tocar el rabel: “…De esa manera, Antonio, bien podrás hacernos placer de cantar un poco, porque vea este señor huésped que tenemos quien también por los montes y selvas hay quien sepa de música”. 

Para el equipo de la UCM, don Quijote y Sancho salen de su lugar hacia Puerto Lápice, casi llegando a él, estando separados75 Km. Distancia que les interesa, y mucho, para su estudio.

Pero según lo escrito por Cervantes, no es así. Don Quijote y Sancho salen de su pueblo en medio de la noche, al ser verano en aquella época, esperarían a que todos sus vecinos durmieran para así no ser vistos, y salen del pueblo en la misma dirección que en la primera salida de don Quijote, “…Acertó don Quijote a tomar la misma derrota y camino que el que él había tomado en su primer viaje…”, pero no hacia Puerto Lápice, sino hacia la venta donde es armado caballero:

 “Autores hay que dicen que la primera aventura que le avino fue la del Puerto Lápice; otros dicen que la de los molinos de viento; pero lo que yo he podido averiguar en este caso, y lo he hallado escrito en los anales de la Mancha, es que él anduvo todo aquel día, y, al anochecer, su rocín y él se hallaron cansados y muertos de hambre; y que mirando a todas partes por ver si descubriría algún castillo o alguna majada de pastores donde recogerse y adonde pudiese remediar su mucha hambre y necesidad, vio, no lejos del camino por donde iba, una venta, …” 

Y como nos indica Cervantes, la venta donde es armado caballero don Quijote no está muy lejos de Quintanar, zona de La Mancha a tener en cuenta. Pero al amanecer “descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo…”, contra los que creyendo que eran gigantes don Quijote les arremete con su lanza, cayendo al suelo junto a Rocinante. Y es aquí, cuando don Quijote toma la decisión de ir a Puerto Lápice: “Y, hablando en la pasada aventura, siguieron el camino del Puerto Lápice, porque allí decía don Quijote que no era posible dejar de hallarse muchas y diversas aventuras, por ser lugar muy pasajero; …” 

Este lugar con tantos molinos de viento en aquella época, no es otro que Campo de Criptana. Aunque, no es nombrado por Cervantes, de los lugares de La Mancha que en aquella época tenían molinos, solo, Campo de Criptana cumple con las condiciones de albergar en sus cerros muchos molinos, como ya está demostrado.

Por lo tanto, Puerto Lápice y las referencias desde este punto para marcar desde él, el lugar de don Quijote, desarrollado por el equipo de la UCM es totalmente erróneo.

2.    El punto “P” o zona de penitencia de don Quijote en Sierra Morena y la venta donde es manteado Sancho, llamada por el equipo de la UCM “Venta Maritornes”.

El objetivo de este punto por parte del equipo de la UCM, es definir la venta donde es manteado Sancho Panza y donde transcurren muchos de los capítulos de la primera parte del Quijote, y desde donde es trasladado don Quijote a su lugar.

Localizan el punto de penitencia de don Quijote “en algún sitio al sur de entre Solana del Pino y San Lorenzo de Calatrava (Ciudad Real), muy posiblemente y como se ha dicho, no lejos de la cabecera del embalse del Jándula, …” . Y las dos leguas y tres cuartos que separan este punto de la venta buscada, unos 16,5 km, hacen que sean 46-47 km, para llevarnos a situar la “Venta de Maritornes”, como señalan ellos “en pura lógica, que se aproxima a lo matemático, que la venta Maritornes debe estar situada en una zona cercana a la actual Venta de Cárdenas (concretándose forzosamente en la Venta La Hiruela, muy activa en la recepción de viajeros Centro-Andalucía en la época), ya que cualquier otra situación demasiado alejada de dicha venta no concordaría con las coordenadas señaladas por Cervantes”.

Ya, solo les quedaba tomar lo dicho por el cura a don Fernando en la misma venta “No está más de dos jornadas de aquí”, refiriéndose al lugar de don Quijote para hacer sus cálculos de “2 días x 31 Km./día = 62 Km.”: Villanueva de los Infantes.

Sin embargo, aunque lo intentan, no pueden borrar del mapa un camino que partiendo de Almodóvar del Campo atravesaba todo el valle de Alcudia, para adentrarse en Sierra Morena, y desde allí continuar hacia Sevilla. Esto nos dicen el equipo de la UCM: Una venta Maritornes situada en el camino real del valle de Alcudia no estaría nunca a dos jornadas de ningún pueblo situado en el Campo de Montiel, en particular por lo abrupto del terreno”.

¡Cuanto empeño en borrar de la mente de los lectores este camino!

Pero veamos lo que realmente nos dice Cervantes en El Quijote:

Después de la primera noche pasada en la venta, donde recordemos, fueron nuevamente molidos a golpes por el arriero, el ventero, el cuadrillero de la Santa Hermandad, y también inconscientemente por Maritornes, don Quijote y Sancho siguen su camino. Después de la aventura con los ganados de ovejas, y por el mismo camino, ya de noche, se encuentran con un cortejo fúnebre que trasladaba el cuerpo de un difunto a Segovia, y después de malherir don Quijote a uno de los integrantes del cortejo, saliendo corriendo los demás por miedo a verse en el mismo estado que su compañero, se hacen con parte de la comida de aquellos “encamisados” y se internan por la sierra donde cenan y en busca de agua llegan a unos batanes, que confundidos por su ruido y por la oscuridad, hacen pasar a amo y escudero en vela toda la noche. Por la mañana, descubierto cuál era el origen de aquellos golpes fantasmagóricos, no sin cierta sonrisa de ambos, continuarán por el mismo camino real para encontrarse con el barbero al que don Quijote arrebata su bacía, convirtiéndola desde entonces en el más famoso yelmo jamás escrito, el yelmo de Mambrino.

Tras la liberación de los doce galeotes, y por miedo a que poco después de saberse el hecho fueran perseguidos por la Santa Hermandad, abandonan el camino real y se internan en una zona de Sierra Morena, donde encuentran a Cardenio “El Roto”, y a un cabrero. Cervantes nos deja ahora si, una referencia concreta y determinante del punto en que se encuentran en ese momento, con respecto a uno de los lugares definidos en la obra, Almodóvar del Campo. El cabrero en conversación con don Quijote y Sancho, les cuenta cómo querían ayudar a Cardenio, en su extraña enfermedad:

“Y en verdad os digo, señores –prosiguió el cabrero-, que ayer determinamos yo y cuatro zagales, los dos criados y los dos amigos míos, de buscarle hasta tanto que le hallemos, y, después de hallado, ya por fuerza, ya por grado, le hemos de llevar a la villa de Almodóvar, que está de aquí ocho leguas,…” (I p, Cap XXIII).

Ocho leguas de distancia, separa el lugar de encuentro con el cabrero y El Roto. Y poco más adentro, se encuentra el lugar de penitencia de don Quijote. Este lugar de penitencia se encontraba a menos de tres cuartos de legua, del camino real.

Y es también Cervantes quien nos da esta distancia entre el camino real y el punto de penitencia pasando por el lugar de encuentro con Cardenio y el cabrero. Es cuando Dorotea, en el papel de princesa Micomicona y el barbero disfrazado para no ser reconocido por don Quijote, vuelven a adentrarse en la sierra en busca de don Quijote, guiados por Sancho. El cura y Cardenio se quedan junto al camino a la espera. Entre todos habían urdido un engaño para hacer a don Quijote desistir de su penitencia, y así, poder llevarlo de vuelta a casa:

“ Tres cuartos de legua habrían andado, cuando descubrieron a don Quijote entre unas intrincadas peñas,” (I P, Cap XXIX). 

En el plano siguiente podemos ver los caminos que atravesaban Sierra Morena desde Castilla a Andalucía, y trazado dos círculos desde Almodóvar del Campo a50 km, poco más de ocho leguas, y a25 km, la mitad. El punto del camino, desde donde don Quijote y Sancho lo abandonan para adentrarse en lo abrupto de la sierra, y por donde tras andar penosamente tres cuartos de legua llegan al lugar de penitencia elegido por don Quijote, conociendo poco antes al Roto y al cabrero, solo puede estar en el camino de Almodóvar del Campo a Adamuz o en el de Mestanza a Fuencaliente. Teniendo en cuenta que en aquella época, solo el camino de Almodóvar del Campo, contaba con ventas que pudieran albergar tanto a don Quijote y a Sancho, como a los demás personajes descritos por Cervantes, la venta cervantina estaba en este camino. Muy largo de la marcada por el equipo de la UCM.

 

Nuevamente el equipo de la UCM, ha tratado de adecuar lo escrito por Cervantes a su interés, no teniendo para nada en cuenta, que Cervantes determina el tiempo que realmente tardan en llegar desde la venta cervantina al lugar de don Quijote, pero sobre una carreta de bueyes, que en aquellos llanos caminos manchegos recorrían unas cuatro leguas al día :

“El boyero unció sus bueyes y acomodó a don Quijote sobre un haz de heno, y con su acostumbrada flema siguió el camino que el cura quiso, y a cabo de seis días llegaron a la aldea de don Quijote, adonde entraron en la mitad del día, que acertó a ser domingo, y la gente estaba toda en la plaza, por mitad de la cual atravesó el carro de don Quijote”. (I P, Cap LII).

3. El Toboso.

El equipo de la UCM estima que el lugar de don Quijote está a una distancia de86,8 Km. de El Toboso, el lugar de Dulcinea. ¡Sí, a casi90 Km.!

Y así lo justifican: “En consecuencia, y en una primera estimación parece quedar claramente establecido por Cervantes que tardaron en llegar una noche completa y dos días, es decir, por un lado las 8 horas de camino que tiene la noche (desde las 22,30 hasta las 6,30), lo que hace un recorrido de 8 x 3,1 = 24,8 Km., más 2 días x 31 k/día = 62 Km., lo que nos da un total de 24,8 + 62 = 86,8 Km., ó en días: 86,8/31 = 2,80”.

Y esta es la sensación de cercanía entre los lugares que tenía Cervantes y nos deja en la obra:

“… y fue a lo que se cree, que en un lugar cerca del suyo, había una moza labradora de muy buen parecer…”

“Y en lo que dudaba algo, era en creer aquello de la linda Dulcinea del Toboso, porque nunca tal nombre, ni tal Princesa, había llegado jamás a su noticia, aunque vivía tan cerca del Toboso”.

“Ta, ta, dijo Sancho, qué la hija de Lorenzo Corchuelo, es la señora Dulcinea del Toboso, llamada por otro nombre, Aldonza Lorenzo?

Esa es, dijo don Quijote, y es la que merece ser señora de todo el Universo” 

¿Es posible que para Cervantes y los de su época casi90 Km. sean estar cerca ó tan cerca un lugar de otro?

Pero leamos El Quijote. También Cervantes nos detalla en la tercera salida de don Quijote de su lugar, precisamente en dirección a El Toboso, el tiempo en llegar a él:

 “En resolución, aquellos tres días don Quijote, y Sancho se acomodaron de los que les pareció convenirles; y habiendo aplacado Sancho a su mujer, y don Quijote a su sobrina y a su ama, al anochecer, sin que nadie lo viese, sino el Bachiller, que quiso acompañarles media legua del lugar, se pusieron camino del Toboso…

… dio Sansón la vuelta a su lugar, y los dos tomaron la de la gran ciudad del Toboso.

…Solos quedaron don Quijote y Sancho, y apenas se hubo apartado Sansón, cuando comenzó a relinchar Rocinante y a suspirar el rucio…

…Sancho amigo, la noche se nos va entrando a más andar, y con más escuridad de la que habíamos menester para alcanzar a ver con el día al Toboso” 

Don Quijote tenía la intención y el cálculo de llegar desde su pueblo a El Toboso en una noche, y es así pues Sancho no le corrige. Don Quijote se queja de la oscuridad de la noche para no poder llegar al amanecer a El Toboso, y los relinchos y rebuznos de Rocinante y el rucio, tomados por amo y escudero por buen agüero, también nos pueden indicar el miedo de estos animales por la incertidumbre de la oscuridad.

No sabemos si se paran o continúan muy despacio, lo que si nos describe Cervantes es como llegan a El Toboso al día siguiente por la tarde:

“En estas y otras semejantes pláticas se les pasó aquella noche y el día siguiente sin acontecerles cosa que de contar fuese, de que no poco le pesó a don Quijote. En fin, otro día al anochecer descubrieron la gran ciudad del Toboso…” (Cap VII, 2ª parte) 

Como vemos, muy poco o nada debieron de avanzar durante la noche, pues el cálculo de don Quijote de llegar en una noche completa del mes de abril, que es similar en horas al día, se cumple durante la jornada diurna siguiente, llegando al anochecer: “En fin, otro día al anochecer descubrieron la gran ciudad del Toboso”.

 Con los cálculos medios del propio equipo de la UCM, una jornada de don Quijote sobre Rocinante, que repito es lo que calculaba don Quijote en tardar en llegar, son31 Km. la distancia que separa el lugar de don Quijote y Sancho de El Toboso.

Ahora, si nos empieza a encajar: “Y en lo que dudaba algo, era en creer aquello de la linda Dulcinea del Toboso, porque nunca tal nombre, ni tal Princesa, había llegado jamás a su noticia, aunque vivía tan cerca del Toboso”.

Entonces, qué cálculos hace el equipo de la UCM, para determinar que están a casi90 Km.?

Primero, olvidan intencionadamente, el cálculo concreto y determinante en las palabras de don Quijote: “…Sancho amigo, la noche se nos va entrando a más andar, y con más escuridad de la que habíamos menester para alcanzar a ver con el día al Toboso”, y después “interpretan” lo que la figura del narrador en la obra, Cervantes, nos cuenta de lo ocurrido en ese viaje. Calculan el tiempo caminado desde que salen de su lugar por la noche sin parar, “8 horas de camino que tiene la noche (desde las 22,30 hasta las 6,30), lo que hace un recorrido de 8 x 3,1 = 24,8 Km.”, y después suman dos días más, por su particular lectura, “más 2 días x 31 k/día = 62 Km.”, lo que les da los 86,8 Km. 

En La Mancha, cuando en mitad de la noche nos queremos referir al día siguiente, decimos “mañana”, aunque oficialmente estemos en el mismo día. El narrador cuando nos está relatando, al principio de la noche, todo lo ocurrido, o lo no ocurrido en esa noche y el día siguiente por nuestros personajes, nos deja entonces “En fin, otro día al anochecer descubrieron la gran ciudad del Toboso”.

4. El sitio donde se encuentran con don Alvaro Tarfe, llamado por el equipo “punto Tarfe”.

En su tercer y último regreso de don Quijote a su lugar, esta vez derrotado en las playas de Barcelona, nuestro caballero y su fiel escudero en la parte final de su camino llegan a un lugar que contaba con mesón donde se alojan, y al que también llega don Alvaro Tarfe. Cervantes, además de aprovechar este encuentro para hacer su particular crítica al Quijote de Avellaneda, publicado poco antes, nos da referencias geográficas de este lugar con respecto al de don Quijote.

En la conversación entre ambos caballeros antes de comer, don Quijote declara su destino igual que don Alvaro: “Yo señor, respondió el caballero, voy a Granada, que es mi patria”.

Todos juntos, después de comer y hacer la siesta, salen de ese lugar por el mismo camino: “Llegó la tarde, partieron de aquel lugar, y a obra de media legua se apartaban dos caminos diferentes, el uno que guiaba a la aldea de don Quijote, y el otro el que había de llevar don Alvaro”.

Pasan la noche don Quijote y Sancho, entre unos árboles, donde el bueno de Sancho, casi termina con la penitencia que arrastraba por el desencanto de Dulcinea: “el cual abrazando a don Quijote y a Sancho, siguió su camino, y don Quijote el suyo, que aquella noche la pasó entre otros árboles, por dar lugar a Sancho, de cumplir su penitencia…”. Caminan otra nueva jornada y la noche siguiente, parando solo para que Sancho pudiese terminar su penitencia: “Aquel día y aquella noche caminaron sin acontecerles cosa digna de contarse, si no fue que en ella acabó Sancho su tarea…”, llegando al amanecer a su lugar.

Así obtenemos, que la distancia que separa el lugar del mesón de reunión con don Alvaro Tarfe y el lugar de don Quijote, sea de dos jornadas y media. Media jornada, desde que se separan de don Alvaro hasta que paran a pasar la noche, la jornada del día siguiente, y la noche última, también tomada como una jornada completa.

El equipo de la UCM estima ahora “que se encuentran a un día y una noche de “su lugar de la Mancha”, más una distancia de media legua” e interpretan “que don Quijote y Sancho llegan a su pueblo, supuestamente sobre las 10 de la mañana…” . Realizan sus cálculos teniendo en cuenta la media legua y la hora “supuestamente” de llegada, y les sale una distancia de69,1 km. Por deducción, un tanto dirigida, marcan el lugar de Munera, como el lugar de encuentro de don Quijote con don Alvaro Tarfe.

El equipo de la UCM dirige todos sus cálculos y solo tiene en cuenta como posibles lugares candidatos a ser el lugar de don Quijote a los que se encuentran en el Campo de Montiel. Y solo, a los que además de definirse en él, en sus respuestas a las Relaciones Topográficas de Felipe II, están en uno de los pocos mapas que contienen dichas Relaciones. Y es por ello, por lo que tratan de adecuar los puntos geográficos y las distancias a uno de estos lugares, Villanueva de los Infantes.

Y esto lo defienden ante cualquier crítica. Así, responden a la que les hace el profesor don Ciriaco Morón, ante el contraste percibido entre las dos primeras salidas y la tercera:

“Si entendemos bien, el prof. Morón Arroyo se pregunta, y no sin razón, por qué ese aparente contraste señalado por Cervantes entre las dos primeras salidas y la tercera. Y, efectivamente, la frase cervantina no queda demasiado clara ya que parece señalar un cierto contraste. Pero lo que está claro es que NO PODRIA EXISTIR CONTRASTE ALGUNO, ya que resulta innegable que don Quijote salió las tres veces de su pueblo (el que fuera), y que éste, como repite Cervantes en cinco ocasiones, estaba dentro del Campo de Montiel. Y en las tres ocasiones que regresa a su pueblo, lo vuelve a situar en el centro del Campo de Montiel. En otras palabras, resulta de todo inconcebible que el llamado por Cervantes “camino del Toboso” no estuviera a la salida de cualquiera de los pueblos situados en el campo de Montiel y sólo de uno de ellos. No habría lugar, pues, para el contraste”.

Las letras mayúsculas son literales del texto.

Pero es el equipo de la UCM el que sitúa en el centro del Campo de Montiel los tres regresos de don Quijote, y no Cervantes, que no cita el Campo de Montiel en ninguno de sus regresos.

Y estas son las cinco veces que repite Cervantes, que el lugar “estaba dentro” del Campo de Montiel, según el equipo de la UCM:

“Don Quijote de la Mancha de quién hay opinión, por todos los habitantes del distrito del Campo de Montiel que fue el más casto enamorado y más valiente caballero que muchos años a esta parte se vio en aquellos contornos” (Prólogo I P). 

“Y comenzó a caminar por el antiguo, y conocido campo de Montiel (y era verdad que por él caminaba)” (I P, Cap. I). 

“Acertó don Quijote a tomar la misma derrota, y camino, que él había tomado en su primer viaje, que fue por el Campo de Montiel” (I P, Cap VII) 

“Pisó por ella el uno y otro lado de la gran sierra Negra y el famoso Campo de Montiel, hasta el herboso llano de Aranjuez” (I P, Cap LII). 

“… y pongan los ojos en las que están por venir, que desde agora en el camino del Toboso comienzan, como las otras comenzaron en los Campos de Montiel” (II P, Cap VII). 

Que el Campo de Montiel sea un distrito, una parte de aquella inmensa Mancha, no nos indica que el “lugar de don Quijote”, tenga que estar necesariamente en él. 

Leyendo la primera salida de don Quijote: “Y comenzó a caminar por el antiguo, y conocido campo de Montiel (y era verdad que por él caminaba)”, sí parece que está en el Campo de Montiel sin lugar a dudas, aunque Cervantes tiene que remarcar este punto donde se encuentra en ese momento don Quijote con: (y era verdad que por él caminaba). ¿Por qué nos puntualiza tanto este extremo el autor?

La respuesta está en la segunda salida desde su lugar: “Acertó don Quijote a tomar la misma derrota, y camino, que él había tomado en su primer viaje, que fue por el Campo de Montiel”. Cervantes hace salir a don Quijote, esta vez acompañado ya de Sancho, por el mismo camino que la primera vez, y acertando en la derrota para ir por el Campo de Montiel. Si el lugar de don Quijote y Sancho estuvieran en el Campo de Montiel, no tendrían que haber “acertado” en la derrota y camino elegido para estar en él, ya que saliendo por donde salieran estarían en él. Por consiguiente, el lugar de don Quijote no está en el Campo de Montiel que conoció y describió Cervantes, pero si muy cerca de sus límites para que al poco de salir de su lugar en su dirección don Quijote ya lo estuviera, y “fuese verdad que por él caminaba”.

La tercera salida, ya no hace sino corroborar esta anterior afirmación, cuando don Quijote y Sancho comienzan su camino por otro distinto a las dos anteriores salidas, por el camino a El Toboso: “que desde agora en el camino del Toboso comienzan, como las otras comenzaron en los Campos de Montiel”. Desde el lugar de don Quijote, que está fuera del Campo de Montiel, por un camino se entra en el “antiguo y conocido” Campo de Montiel, y saliendo por otro camino se va hacia El Toboso.

CONCLUSION DE UN DESOCUPADO LECTOR

DEL QUIJOTE 

Dar nombre al lugar de don Quijote, mediante varios métodos matemáticos-estadísticos distintos, no es en absoluto el objeto de esta crítica, sino a la forma, en cómo se han incluido ó excluido los datos en los sistemas empleados, con el solo fin de dirigir los resultados hacia una zona concreta de La Mancha, el Campo de Montiel y especialmente hacia uno de sus lugares, Villanueva de los Infantes.

Es tal su intención de manipular lo escrito por Cervantes, para que solo se tenga en cuenta a los lugares de aquel Campo de Montiel, para determinar el lugar de nuestro ilustre manchego, que en una de sus hipótesis de trabajo, tienen la osadía de cuestionar hasta al propio autor, en el título que puso a la obra.

La siguiente afirmación son capaces de dejar por escrito, los miembros del equipo de la UCM don Francisco Parra Luna y don Manuel Fernández Nieto, en el capítulo I de “El enigma resuelto del Quijote”: “Finalmente, y para culminar con la serie de informaciones “débiles” y contradictorias que proporciona, hasta el título de la obra resulta equívoco ya que bien pudo titularla don Quijote de Montiel y no don Quijote de la Mancha”.

Detalle de la portada de la primera edición de la edición de 1605

¡¡Si, han leído bien, “hasta el título de la obra resulta equívoco ya que bien pudo titularla don Quijote de Montiel”!!. Después de esto, es difícil tratar de discutir nada con este equipo de la UCM.

Si el título de la obra “El Ingenioso Hidalgo don Quixote de la Mancha”, no es para ellos un dato “determinante” o “fuerte” para su estudio, y que puede resultar “equívoco”, es que definitivamente solo han buscado un nombre acorde a sus intereses, y solo cabe poner en duda, si estos señores han llegado a leer esta obra completa alguna vez en su vida, pues si el título les parece contradictorio, lo mismo les parecerá la forma que nuestro hidalgo manchego utilizó para ponerse un nombre, acorde a su condición:

“Puesto nombre, y tan a su gusto a su caballo, quiso ponérsele a sí mismo, y en este pensamiento duró otros ocho días: y al cabo se vino a llamar don Quijote;…

…así quiso como buen caballero, añadir al suyo el nombre de la suya, y llamarse don Quijote de la Mancha, con que a su parecer declaraba muy al vivo su linaje y patria, y la honraba con tomar el sobrenombre della.” (I P, Cap I). 

Lector, única y solamente con El Quijote, y con fidelidad a su texto, he realizado esta crítica ante el trabajo de un grupo de catedráticos y profesores, que hace unos años con gran despliegue de medios de comunicación, como solo su influencia y poder puede hacerlo, pusieron de esta manera a Villanueva de los Infantes en el centro del mapa cervantino, como el lugar de don Quijote.

Habrán convencido con su supuesto rigor científico, a cuantos piensen que en un estudio firmado por un equipo tan amplio y cualificado, solo cabe el acierto y dicho rigor. Pero a los simples lectores y estudiosos de la obra, a lo que, como es el caso de quien suscribe, también se une el privilegio de conocer esta tierra, sus lugares y caminos, y la idiosincrasia propia de la gente manchega, plasmada en sus dos personajes principales por la pluma de Cervantes, no es que no nos han convencido, sino que solo hemos visto la incalificable manipulación de la obra para adaptarla a sus intereses personales.           

Continuarán, recogiendo apoyos y vítores de tantos estómagos agradecidos que les sustentan, pero el origen de don Quijote nunca será de Villanueva de los Infantes. Al menos, el don Quijote de la Mancha que creó don Miguel de Cervantes.

No me faltarán ahora descalificaciones y exabruptos, seguramente, no por parte de los componentes del equipo multidisciplinar, que ni me tomarán en consideración, solo soy un lector para ellos, pero con “razones de a folio”, como también diría Rubén Darío ante semejantes tropelías. Sino de aquellos, que por alguna u otra razón, en algún caso hasta de índole económica, vean amenazado este título manipulado de “Villanueva de los Infantes, lugar de don Quijote”. 

Estoy seguro de que a muchas de estas personas, si consiguieran leer  detenidamente El Quijote, se les revolverían las entrañas, y si su conciencia se lo permitiese, reconocerían tanta obstinación. Y qué menos que rectificar, actitud que les honraría. 

Luis Miguel Román Alhambra

….

Descargar el artículo completo: Villanueva de los Infantes no es el lugar de don Quijote

Publicado en Alcázar Lugar de don Quijote: http://alcazarlugardedonquijote.wordpress.com/2012/05/12/villanueva-de-los-infantes-no-es-el-lugar-de-don-quijote/

.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Alcázar de San Juan

Balance final de los dos días de recogida de alimentos no perecedero​s y productos de limpieza en Carrefour

El balance final de los dos días de recogida de alimentos no perecederos y productos de limpieza e higiene, llevado a cabo por voluntarios de la Cofradía del Santo Entierro, a favor del Banco de Alimentos de Ciudad Real, ha superado todas las espectactivas, habiéndose alcanzado la cifra de 4.000 unidades.

Carrefour procederá a pesar en esta semana todo lo recogido, con el fin de aportar la misma cantidad que se haya obtenido. Esto es, si finalmente se han conseguido, como parece, entre 3.000 y 3.500 kg de peso (aunque se estimen en 4.000 las unidades recogidas un paquete de galletas, por ejemplo, no pesa un kg), Carrefour donará entre 3.000 y 3.500 kg de productos básicos, totalizando entre 6.500 y 7.000 kilos de ayuda que será distribuida entre las instituciones benéficas de la localidad (Caritas, Convento de las Hermanas de la Cruz, Residencia de Santa Marta y Convento de las Concepcionistas) por la propia Cofradía del Santo Entierro, que se va a convertir en entidad colaboradora, que aportará voluntarios, del Banco de Alimentos.

La Cofradía del Santo Entierro desea manifestar su más sincera gratitud, hacia todas las personas que se volcaron con la recogida llevada a cabo en Carrefour y colaboraron, aunque fuese con poco. Ellos, los donantes, han sido los grandes benefactores de los necesitados de Alcázar y a ellos se debe dirigir toda la gratitud por lo conseguido. Los voluntarios del Santo Entierro hemos sido meros intermediarios que nos hemos limitado a  facilitar que los grandes protagonistas de esta hermosa iniciativa, los ciudadanos anónimos que han querido aportar su “kilo”, hayan dado una lección de solidaridad y deseos de ayudar a los demás.

A TODOS/AS ELLOS/AS: MUCHISIMAS GRACIAS.

En las fotos puede verse hasta dónde ha llegado la solidaridad de los manchegos que han acudido a Carrefour los días 4 y 5 de mayo. Como no había una única dependencia que pudiese albergar todo lo recogido, se hubo de habilitar otro lugar dentro del almacen de Carrefour, que se quedó sin contenedores por lo que los últimos alimentos recogidos se quedaron en los mismos carros de la compra.

En próximas fechas informaremos de la entrega de estos alimentos y productos conseguidos, así como de la siguiente actividad en esta nuestra “Operación Kilo”.

Enviado por Cofradía del Santo Entierro de Alcázar de San Juan

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Alcazareños, Alcázar de San Juan, Alimentación, Cofradías, Santo Entierro